Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona
Imágenes: 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
El Parc de Recerca Biomèdica está situado en el frente marítimo de Barcelona, al lado del Hospital del Mar. El entorno del solar se caracteriza por la proliferación de edificios singulares: las dos grandes torres de la Vila Olímpica, el nuevo edificio de Gas Natural, una pequeña torre de viviendas, la torre monobloque del Hospital del Mar, el pez obra de Frank Gehry i un polideportivo en proceso de restauración. La estrategia frente a este entorno ha pasado por fagocitar el polideportivo en proceso de restauración dentro del conjunto del Parc de Recerca Biomèdica, colocándolo debajo. En segundo lugar, se buscó una volumetría que no quisiera competir en altura con los edificios cercanos pero que formalmente se relacionase y dialogase con todos ellos.

LSe propone una gran plataforma que ordene el solar que era bastante irregular. La colocación de un edificio elevado en forma de tronco de cono elíptico, truncado diagonalmente, nos ha permitido ordenar el entorno y relacionarnos tranquilamente con los volúmenes próximos. La forma elíptica surge de la necesidad de adaptar un edificio de grandes dimensiones (unos 35.000 m2 sobre rasante) en un solar muy ajustado, de forma irregular i con diferentes volumetrías alrededor.

La construcción se plantea necesariamente compacta para adaptarse al solar, pero se escala hacia el mar, suavizando el frente marítimo y adaptándose a las edificaciones del paseo, que en esta zona presentan alturas reducidas. Por la parte posterior, en la vertiente que limita con la ciudad, se decide levantar el edificio ya que se dispone de espacio suficiente. Esta forma escalonada hacia el mar facilita la ubicación en la cubierta de paneles solares para la producción de agua caliente y electricidad.

El interior del edificio se vacía para crear una nueva realidad independiente del entorno, que enmarque y controle las vistas al mar y que también permita una regulación de la luz solar. La estructura del edificio queda suspendida unos 7 metros en todo su perímetro. El revestimiento de la fachada se plantea de madera, calado, ligero, sin tocar suelo; se intenta sacarle peso a un edificio que por su concepción compacta y unitaria presenta unas dimensiones considerables. Esta segunda piel debe permitir un buen control lumínico y energético del edificio.

Ver ficha técnica